JELI - JELI

Learning by Doing

Partiendo de la pregunta, ¿puede la arquitectura proporcionar una experiencia educativa ligada a la cultura y el territorio de Mandingo?

 

Creemos que la relación arquitectura-usuario ya no se basa meramente en la dicotomía de lugar y uso, sino que ahora se entiende como un sistema conjunto y activo directamente relacionado con la experiencia y los sentidos, facilitando la implementación de diversas acciones que permiten adaptación al contexto cultural, social y económico, así como a los procesos naturales del ecosistema.

 

De esta manera hemos llegado a entender el proyecto no solo como una escuela sino como ese Jeli-J el i, el lugar dentro de la comunidad donde niños, maestros, ancianos y madres se reúnen para aprender y experimentar juntos. El proyecto se ubica en las afueras de la ciudad de Marssasum, una comunidad religiosa islámica con una variedad de costumbres muy marcadas, pero con un estrato social muy pobre. El noventa y cinco por ciento de las mujeres mandé trabajan en el hogar. Esto marca una tasa de deserción casi generalizada para todas las niñas, ya que sus madres les enseñan desde muy pequeñas cómo cuidar sus hogares.

¿CÓMO construir un espacio adecuado para la promoción del Conocimiento en el territorio Mandé?

 

Nos basamos en 6 principios para la construcción de la escuela: acondicionamiento térmico pasivo, captación de agua y reutilización de residuos, producción de alimentos, uso de materiales endémicos y reciclados, una estructura básica pero eficiente buscando la optimización de los recursos y principalmente el empoderamiento de el usuario donde la comunidad está constantemente involucrada en el programa escolar. La escuela se planta alrededor del árbol existente, tanto en la entrada como en los espacios comunes: la plataforma juega y come, la cocina (programa con las madres de los niños), los baños secos, el pozo de agua (cisterna de recolección), la biblioteca, la finca y el área de maestros), se colocan en base a la constan! apreciación del árbol como elemento informático. Cada aula tiene su propio jardín invernadero, todo conectado por un sistema de riego por goteo. esto con la idea de enseñar sobre el cuidado de la naturaleza y la producción sostenible.

 

Es así como hemos podido proponer esta intervención junto con un manual de construcción ilustrado para una fácil comprensión y reproducción del proyecto. Una intervención básica pero con el objetivo de generar espacios de articulación entre la niñez y la comunidad a través de la acción colectiva.

Concurso organizado por Archstorming.

Integrantes: Byron Cadena, Carlos Valverde, Kevin Guerrero y Carlos Larios.

Diciembre 2020. Marssasum, Senegal.