PARQUE DE LA MEMORIA BOCA DE MITLA

RECORRIDO DE MEMORIAS QUE POTENCIAN PAISAJES

Paisaje + Memoria Hombre + Naturaleza

Diálogo entre lo humano (efímero) y el paisaje (permanente)

 

"Uno arroja una piedra al agua: la arena se arremolina y vuelve a asentarse. La perturbación fue necesaria, y la piedra ha encontrado su sitio. Sin embargo, el estanque ya no es el mismo que antes.” -Peter Zumthor. 

 

La importancia de un paisaje con la relevancia histórica y natural que posee el Valle de Tlacolula en el estado de Oaxaca, tanto por sus vestigios arqueológicos como por su riqueza florística representa una de las oportunidades más valiosas que posee la sociedad oaxaqueña para exaltar sus valores culturales y naturales así como replantear la relación que existe actualmente entre hombre y naturaleza para llevarla hacia un  equilibrio y sostenible en el ámbitos ecológico, económico y social.

En este sitio donde existen vestigios que evidencian la transición de la vida nómada al sedentarismo y una de las dos cunas o centros de origen y difusión del maíz del continente americano, se da la oportunidad de generar un espacio que no sólo logre atraer al público turista local e internacional, sino que también consiga potenciar acciones de conservación, cultura y educación ambiental en la sociedad.

El valor histórico de un lugar no siempre es un factor lo suficientemente emblemático como para mantener un atractivo cultural por sí solo, es por ello que por medio de una serie de intervenciones arquitectónicas y paisajísticas, se busca generar una puesta en valor de los atributos históricos, culturales, naturales y científicos del sitio.  

 

Estas intervenciones pretenden revelar sitios de alto valor patrimonial, haciéndolos accesibles al público pero, a su vez, respetando y protegiendo. Esto se complementa con distintas estrategias sociales como el turismo comunitario, el rescate de saberes ancestrales en tanto a técnicas de construcción tradicional como a la producción, distribución y venta de alimentos además complementar las actividades económicas a través de la artesanía local. 

Proceso de diseño

 

El Parque de la Memoria Boca de Mitla se desarrolla por medio de una superposición de capas de análisis en donde  se identifican superficies, nodos y caminos, los cuales permiten generar una serie de puntos en el espacio y sus respectivas conexiones por medio de senderos. La primera capa, la espacial, señala las superficies determinadas por las características geográficas del sitio (pendiente, agua o vegetación densa). La segunda capa, de la memoria, señala sitios puntuales de relevancia histórica o paisajística que conforman una malla geométrica sobre la cual, en una tercera capa, se conectan dichos puntos, los cuales generan los recorridos, la experiencia. El desarrollo de un proyecto de ecoturismo comunitario para esta zona, implica una opción de interés, debido a  la presencia del área arqueológica, así como el hecho de que este sitio  forma parte de una zona con presencia de cuevas en donde existen restos de asentamientos prehistóricos, actualmente en proceso de registro y posterior estudio. El turismo desde tiempos memorables representa una de las mejores alternativas para impulsar el desarrollo económico y social, la captación de divisas, generación de empleos y la elevación de los niveles de ingreso, así como el impulso al crecimiento económico. En Mitla, a través de este proyecto se busca impulsar el turismo cultural, es decir sus zonas arqueológicas, los sitios históricos, las artes populares, cultura y tradiciones así como su patrimonio intangible.

Premio Oscar Hagerman 2019.

Primer Lugar.

Integrantes: Byron Cadena, Carlos Arcos, Diego Ledesma y Melissa Santamaría.

Noviembre2019. Mitla, Oaxaca, México.