[RE+] CENTRO DE CONSERVACIÓN

Regenerando Ecosistemas con Recorridos de Intercambio

La convivencia equilibrada entre el ser humano y la naturaleza, ya no es una opción, es una necesidad urgente. En este caso, los requisitos del proyecto demandan la intervención de un área deforestada. Una huella más de la intervención antrópica en la Amazonía. A lo largo de la historia, la naturaleza ha sido devastada debido a modelos de desarrollo basados en el consumo excesivo de recursos no renovables; y la Amazonía es testimonio de ello. Hasta el primer semestre del 2020, su nivel de deforestación creció hasta cerca del 65%.

 

Tal es el daño, que los expertos aseguran que el 2020 romperá récords históricos de daño ambiental.

 

Ante este contexto y la inminente necesidad de un proyecto arquitectónico, es indispensable preguntarse: ¿la intervención antrópica debe ser siempre sinónimo de daños a la naturaleza? Y, más importante aún, ¿se puede hacer de la intervención arquitectónica una herramienta para recuperar el ecosistema?

 

Las estrategias y decisiones proyectuales del proyecto toman estos cuestionamientos como punto de partida. A través de la disposición longitudinal del programa arquitectónico sobre la vía de ingreso, define un borde que visibiliza el contraste entre el área intervenida y la naturaleza. Esta distribución lineal posibilita una costura entre ambos lados, por medio de la implementación de espacios con los que los usuarios podrán recorrer todo el proyecto. Esta distribución del programa permite disponer del predio deforestado como un espacio para la regeneración de la vegetación perdida. Si bien, el solo hecho de no intervenir este espacio haría que eventualmente la naturaleza se recupere, el proyecto busca ir más allá. Mediante la implementación de superficies traslúcidas, se complementan los recorridos del proyecto. Lo cual permite potenciar la regeneración del ecosistema en etapas a corto, mediano y largo plazo. En consecuencia, gracias a la aplicación de estas estrategias, es posible restablecer el ecosistema y recuperar el enclave producido por las dañinas injerencias del pasado.

El Centro de Conservación [Re+] basa su programa en un recorrido experiencial para investigadores y turistas, procurando que la afectación al entorno sea mínima. Su materialidad se conforma por estructura de caña guadua, cerchas de madera tipo tijera y cubierta de hojas de toquilla propias de la zona, garantizando su eficiencia constructiva y bajo coste. Finalmente, se modernizan los métodos constructivos tradicionales para lograr un acondicionamiento termal pasivo y recolectar el agua lluvia.

Concursos De Arquitectura | DA Publishers

Concurso organizado por Design & A Publishers.

Primer Premio.

Habitar Colectivo.

Integrantes: Byron Cadena, Rafael Suarez y Carlos Arcos.

Diciembre 2020. Manaos, Brasil